Críticas Novedades

THE DEFIANTS “The Defiants” (Frontiers)

THE DEFIANTS “The Defiants” (Frontiers)

Bruno Ravel y Paul Laine muestran su gran talento con un disco de hard rock melódico casi perfecto.

Por Óscar González “Mendo”.

 

Para el que no sepa, The Defiants está formado por el cantante de la segunda etapa noventera de Danger Danger Paul Laine y dos miembros actuales de Danger Danger que son Bruno Ravel y el excepcional guitarrista Rob Marcello. Esta banda es otro invento de la mente perversa de Serafino Peruggino, mandamás de Frontiers Records y parece que otra vez ha acertado. Todos ellos interpretan las canciones sin margen de mejora, al menos en el disco.

Las 12 canciones compuestas por Laine y Ravel son de un nivel parecido al último disco de Danger Danger lo cual no es fácil y han sido registradas por este último con una precisión en la producción que paradojicamente es lo único que chirría dentro del conjunto. Es esa sobreproducción, esa perfección en todos los detalles típica de Bruno Ravel lo que menos me gusta del disco. Todos los temas cuentan con varias guitarras muy diferentes, montones de polifonías vocales curradísimas, teclados en momentos puntuales y ese sonido de batería tan barroco como ochentero que es todo menos natural… Hablando de baterías; el de este disco es un amigo de la pareja compositora llamado Van Romaine, que no destaca en ningún aspecto ni aparece en las fotos promocionales. Haber incluido en la formación al otro lider de Danger Danger, Steve West, habría sido una falta de respeto hacia Ted Poley ahora que parece que se llevan medio bien, aunque llevemos 7 años esperando la continuación del increible “Revolve”, pero vamos al turrón…

La intro titulada “For a few dollars” es poco más que una caja de música adornada por la guitarra de Marcello, perfectamente prescindible porque lo bueno empieza al instante siguiente con “Love and Bullets” un himno de los mejores Danger Danger que crece según avanza y que recuerda vagamente a grupos como los citados y a WET. Guitarras y voces en perfecta armonía con un Laine que canta como los ángeles y lo seguirá haciendo en todo el disco.

Más duro se muestra “When the lights go down” que va en la onda de los Whitesnake de todas las épocas, aunque su incio sea D2 100%, poco a poco se va volviendo más bluesero gracias a la voz susurrante de Laine que se vuelve a salir.

Otra coz en pleno rostro es “Waiting on a heartbreak” que pese a lo manido del titulo cuenta con un estribillo pleno de melodía, con unas guitarras acústicas en segundo plano que al igual que el solo, son un primor. En la parte central hay unos coros indescriptibles que te meten dentro de la canción.

Intro de piano y voz infantil para anunciar la fresca y deliciosa “Runaway” que se muestra tremendamente adictiva por su estribillo. Danger Danger en estado puro. Cuando se acaba da ganas de ponerla de nuevo. Terrible.

“Lil’ miss Rock and roll” es eso, el tipico rocanroll yankee a medio tiempo dominado por el piano que mezcla todos los estilos típicos de los States del que tanto rendimiento han sacado Warrant, Bon Jovi o los propios Danger Danger. Por debajo de la elevada media.

En “Last Kiss” vuelven a pisar el acelerador para asemejarse a los Harem Scarem en todo su concepto, incluso en los guiños al rock moderno para chavales.

“Save me tonight” es una balada en plan Foreigner en la que Laine muestra una versatilidad y delicadeza que pone la guinda a una preciosa canción que cuenta con todo lo necesario para ablandar al más duro; guitarras semiacústicas, teclados ambientales y un estribillo que se te pega como un chicle a la suela.

“Take me back” es moderna por las guitarras, las estrofas y el aire, sin embargo, el estribillo es de esos que abundaban en “Screw it”.

“We all fall” es una diabólica mezcla de Harem Scarem, Reckless Love y Danger Danger y sin embargo suena fresca, con el puente y el estribillo destacando por encima de todo lo demás. Las voces otra vez son de bandera.

Otro manido título como “That’s when i’m stop loving you” no es digno de un baladón de nuevo en la onda Foreigner/Whitesnake con Laine tirando de graves que es un primor por su delicadeza y su estribillo. Espectacular.

El disco finaliza con Rock para chavales, representado por la magnífica “Underneath the stars” que te pone a saltar aunque roces la cincuentena. Es la guinda perfecta de un pastel casi perfecto.

Con discos tan fantásticos como éste, yo aguanto bien la espera hasta el próximo de Danger Danger, y supongo que Ravel y Marcello también… y sin el menor tufillo piscifactórico de Frontiers, que conste.

 

ddfnts
THE DEFIANTS
:
PAUL LAINE: Cantante
BRUNO RAVEL: Bajo, Guitarras, Teclados
ROB MARCELLO: Guitarras Solistas

VAN ROMAINE: Batería

Compartir este post

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close