Críticas Novedades

PRIDE OF LIONS «Lion Heart» (Frontiers Music, 2020)

PRIDE OF LIONS «Lion Heart» (Frontiers Music, 2020)

Pride of lions soy yo.

Por José Ramón González.

 

Cuando en 2003 apareció la banda Pride of lions aquello fue una escandalosa sorpresa de ilusión y calidad. Ese álbum puede considerarse ya un clásico del rock melódico creado por uno de los compositores imprescindibles del género: Jim Peterik. Es tan bueno que su sombra se cernió amenazadoramente sobre los dos posteriores, el también excelente The destiny stone (2004) y The roaring of dreams (2007), el cual ya no contentó a todos sus seguidores aunque a este redactor sí que le pareció igualmente interesante.

Después de cinco años Immortal resultó bastante decepcionante, y cinco después Fearless un auténtico tostón. Al mago de la creación aorera se le había acabado la inspiración. Cuando algunos esperábamos, y casi deseábamos, que dejase ya al viejo león jubilarse, aparece un nuevo álbum, Lion heart y, oh sorpresa, no está tan mal. No es, desde luego, comparable a los primeros, pero al menos Peterik sí que recupera el pulso creativo manejando como un relojero los mecanismos del género que tan bien conoce para ofrecer unas canciones entretenidas e, incluso, momentos en los que llega a rozar la emoción, quizás no por las virtudes de la propia canción sino por los chispazos que generan algunas melodías que sacuden emociones aletargadas por el tiempo. Recuperamos también a un controlado Toby Hitchcock que canta tan bien como siempre, y a ratos mejor. Ya sabemos que a este muchacho no hay que darle mucha rienda porque su potencia vocal sale disparada en cuanto ve pista libre.

Sin embargo, la ambición por acaparar ha llevado a Peterik a asumir de manera desproporcionada el protagonismo vocal en el nuevo álbum, de modo que en varias de las canciones de Lion heart la presencia de Hitchcock se reduce a poco más que al de un corista. Peterik «utiliza» a Hitchcock para cantar los estribillos, como en «We play for free» o «Give it away», o para llevar la canción hasta aquellas notas a las que él no llega. Todo esto lastra las virtudes de un álbum que pierde brillo según Peterik va renunciando a soltar el micrófono. Sólo en «Unfinished heart» decide no abrir la boca, y no es que sea precisamente la mejor canción del disco, una baladita clásica correcta.

Cada una de las canciones del nuevo trabajo comienza de manera sistemática con la voz de Jim Peterik, con lo que el juego de los dos cantantes pierde eficacia pues está supeditado al capricho del músico y no construido con la intención de buscar el contraste que beneficie a la canción; hace el reparto, poco equitativo, en el que el músico de Survivor sale siempre ganando, y la canción perdiendo. Y es una pena, porque el disco tiene una colección de composiciones de muy agradable escucha, al más puro estilo Peterik, con esos puentes tan característicos, en el que no pocas de ellas parecen extraídas de la vena de Survivor, probablemente más que en ninguno de sus discos anteriores: cuando arranca «Heart of the warrior» parece que en cualquier momento vamos a escuchar a Jimi Jamison (y el solo del final sospecho que también es de Jim, por lo sencillito). Musicalmente es un disco bastante completo, con todos los músicos, bajo, batería y teclados, estupendos en cada uno de sus instrumentos. Cuando el conjunto funciona y Peterik decide no intervenir excesivamente salen canciones tan disfrutables como «Carry me back» o la delicada «Now». Toca elementos más hard rock en «You’re not a prisoner», en la línea de las canciones que compuso para 38 Special, pero es inexplicable que haya fusilado innecesariamente «Waiting for a girl like you» de Foreigner en «Sleeping with a memory»; quizás sea un homenaje nada encubierto.

A pesar de los peros a Peterik le ha salido un disco coherente con su carrera, sin sorpresas, pero con una ristra de canciones que entretienen de principio a fin. Eso es lo que quiere ofrecer a todos sus seguidores, y lo cumple, porque esta música forma parte de un estilo que él mismo ayudó a forjar.

prideoflionslionheartcover
PRIDE OF LIONS:
TOBY HITCHCOCK: Cantante
JIM PETERIK: Cantante, teclista, guitarra y percusión

ED BRECKENFELD: Batería y percusión
KLEM HAYES: Bajo
MIKE AQUINO: Guitarra

Compartir este post

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close