Críticas Novedades

NIGHTWISH «Human. II: Nature.» (Nuclear Blast, 2020)

NIGHTWISH «Human. II: Nature.» (Nuclear Blast, 2020)

Nueva demostración para liderar el metal sinfónico.

Por Felipe Carlos.

 

Parece que fue ayer, pero ya han pasado cinco años desde que la banda lanzase la impresionante obra Endless Forms Most Beatiful. Tras ello la formación finlandesa se lanzó a una gira mundial que les llevo casi un año. Tras la brutal carga de trabajo en directo, la banda se apartó a sus trincheras para dar descanso y rienda suelta a proyectos de varios de sus miembros. Aunque Nightwish nos sorprendían nuevamente hace apenas dos años con una gira mundial en la que interpretaban temas antiguos. Dicha gira propició la salida al mercado del trabajo en directo Decades: Live in Buenos Aires.

Ahora vuelven a la carga con un doble álbum para demostrar por qué siguen siendo una de las mejores bandas de metal sinfónico del mundo. Un trabajo perfecto para ser la continuación del disco anterior. Doble edición, aunque no nos engañemos, el segundo cd es más bien un capricho que se da el compositor y líder de la banda Tuomas Holopainen, desarrollando todo su talento musical en canciones alejadas del metal, y que bien se pueden escuchar como una banda sonora orquestada y llena de elementos e instrumentos musicales que el bueno de Tuomas sabe colocar para crear preciosas melodías.

El primer Cd comienza con ‘Music’ de introducción extraña, creando una atmosfera oscura, para ir adentrándose en una explosión que acontece a esos coros angelicales que acompañan a la banda en muchas de sus canciones. Un medio tiempo que sólo se endurece cuando entra el solo de guitarra corto y conciso, para dejar que sea Floor Jansen la que siga apoderándose del tema, demostrando que en los siete años que lleva en la banda se ha ganado el respeto y la admiración del respetable.

‘Noise’ es un tema que a priori parece que lo hayamos escuchado con anterioridad en cualquier otro disco de la banda. Los mismos patrones, con la voz luciéndose en todos sus aspectos, combinando agudos con tonos más teatrales y con la batería y el bajo haciendo una gran labor. Por supuesto tiene su punto heavy en la mitad con esas guitarras que son marca de la casa acompañadas con excelentes cambios de ritmos y la voz de Floor navegando por el tema a sus anchas.

En ‘Shoemaker’ las guitarras están más presentes, aquí la voz de Marco Hietala se mezcla en los coros dándole brillo al estribillo, aunque enseguida la cantante se hace con el control ejecutando una gran interpretación. Sobre la mitad se muestra el gusto más progresivo con narraciones de los versos que nos transporta a un mundo imaginario. En ‘Harvest’ Kai Hahto rompe por primera vez la fórmula con su batería para comenzar este tema más comercial con ecos celtas. Para ello tienen a Troy Donockley que se luce en el manejo de los instrumentos más dispares que pueda usar. Tras unos minutos de locura musical la canción retoma el comienzo de la armonía uniéndose en ella todos los instrumentos.

‘Pan’ comienza crudo como un tema de metal, pero nada más lejos de la realidad, Floor vuelve a coger el protagonismo y hacer de las suyas. Aquí las guitarras, del poco aprovechado Empuu Vuorinen se dejan oír con algo más de protagonismo. Los coros vuelven a ser brutales y acompañados por los teclados redondean el tema. ‘How’s The Heart’ vuelve con aires celtas, es un tema suave en armonías y acompañamientos, casi se podría decir que es Pop. Muy agradable de escuchar, recuerda mucho en su estructura a temas como ‘Elan’. ‘Procession’ es un tema lento, como una balada donde el piano y los instrumentos de viento ganan la partida a los metálicos, la voz finaliza con un cambio de registro dándole más empatía a una canción que parecía no tener mucho juego.

‘Tribal’ se introduce lentamente con un sonido muy suave de teclado que rompe el momento la entrada contundente de la batería y la voz. La guitarra dura da paso a las voces más agresivas de todo disco, donde Marco deja atrás a Floor adueñándose del tema por momentos. Estamos ante el tema más duro, así lo indica ese pequeño solo de batería y timbales, donde deja paso a un duelo final entre Floor y el desbocamiento de la sección rítmica. El álbum se cierra con ‘Endelessness’, corte tranquilo, donde los versos son interpretados compaginando las voces de Marco y Floor de forma dramática, acompañada por la pomposidad de los instrumentos, para cerrarlo con voz angelical dándole una elegancia muy sutil a un tema melancólico.

NightwishHUMAN.IINATURE.Artwork
NIGHTWISH:
THOUMAS HOLOPAINEN: Teclados
FLOOR JANSEN: Voz
MARCO HIETALA: Bajo, voz
EMPPU VUORINEN: Guitarra
TROY DONOCKLEY: Flauta, voz
KAI HAHTO: Batería

Compartir este post

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close