Críticas Novedades

KENNY WAYNE SHEPHERD BAND “Lay It On Down” (Provogue Records/Mascot Label Group, 2017)

KENNY WAYNE SHEPHERD BAND “Lay It On Down” (Provogue Records/Mascot Label Group, 2017)

Más que una recomendación: una advertencia.

Por José Ramón González.

 

No quiero arriesgarme, pero no me extrañaría que el nombre de Kenny Wayne Shepherd estuviera siendo investigado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su carácter altamente contagioso, e infeccioso. Lo que lo salva de ser encerrado en un tubo de ensayo para hacer experimentos es que lo que contagia no es maligno, ni vírico, ni destructivo; más bien al contrario: trasmite alegría, emoción, entusiasmo, diversión. Pero como los órganos internacionales que velan por nuestro bien siempre están preocupados para luego poder hacer nada, lo mismo de aquí a unas semanas nos lo secuestran y lo encierran en un centro de investigación. Estaría bien que si eso ocurre utilizaran sus células para transmitir sin piedad todas esas sensaciones a tantos tipos insensibles, amargados, retorcidos y malvados que pueblan nuestro planeta. Aunque quizás no lo merezcan.

Una de las virtudes de los grandes artistas es su capacidad para transformar algo tradicional, conocido, en algo distinto y personal, y eso Kenny Wayne Shepherd lo hace a la perfección. Cualquiera es consciente de estar escuchando blues, country y rock & roll al poner Lay it on down, sin embargo cada una de esas canciones suena fresca. Este blues rock contemporáneo es capaz de satisfacer a cualquier aficionado, y nos libera de tanta repetición, imitación, lugar común y gemelos indeseados en que se ha convertido el rock de los últimos años. Asombra que algunos de los artistas que más alegrías nos dan con sus trabajos tengan sus referentes en lo más clásico y tradicional de la música moderna.

En este disco Shepherd ha alcanzado cotas de excelencia que lo sitúan entre lo mejor que un buen aficionado al rock se puede echar al alma en esta época tan pobre de música satisfactoria para nuestra existencia. Por otro lado ha logrado un perfecto equilibrio en las tonalidades del álbum, consiguiendo que tanto las composiciones más animadas como las lentas y emotivas convivan en una armonía asombrosa manteniendo el mismo nivel de excelencia e intensidad. Una colección de canciones excelente como conjunto tanto como aisladamente. El arranque contundente y de ritmo ardiente de “Baby got gone” enlaza con los exuberantes vientos que sirven de refuerzo a “Diamonds & gold”. “Nothing but the night” transmite el calor y la pasión en su latir nocturno. Este trío irrefutable lo eleva la brillante “Lay it on down”, una perla compositiva ejecutada con excelente gusto y maestría. Estas cuatro canciones ya son por sí solas magistrales. A continuación se alternan ritmos de rock y blues clásico traídos a la contemporaneidad con canciones lentas de raíces country que no hacen más que magnificar el conjunto. Ahí tenemos la bellísima “Hard lesson learned”, una balada country cantada por Noah Hunt, que se va abriendo y creciendo y alcanza una plenitud emocional contenida y entregada a través de los coros y las armonías. De parecido corte es “Louisina rain”. Por su parte “She’s $$$” o “Down for love” nos recuerdan que el rock & roll es atemporal y que si se toca con autenticidad y convicción, con gracia y talento, el resultado es irresistible.

Si alguien se ha sentido tentado a escuchar, por probar a ver qué tal, el disco de Kenny Wayne Shepherd pensando aquello de “no hay problema, yo controlo”, habría que recordar que Lay it on down es altamente contagioso y tiene como efectos secundarios el rechazo a todo posible antibiótico e, incluso, la renuncia a otros géneros musicales a los que uno sea aficionado, con el peligro de caer en una más que posible adicción. Especialmente vulnerables son aquellos que piensan que a ellos no les va a gustar

 

layitondowncoverKENNY WAYNE SHEPHERD BAND:
KENNY WAYNE SHEPHERD: Voz, Guitarra
NOAH HUNT: Voz
CHRIS “WHIPPER” LAYTON: Batería
KEVIN MCCORMICK: Bajo
JIMMY MCGORMAN: Teclados

MARSHALL ALTMAN: Coros, Percusión, Teclados
RUSS PAHL: Pedal Steel
CARLOS SOSA: Saxofón
RAÚL VALLEJO: Trombón
PAUL ARMSTRONG: Trompeta

Compartir este post

1 Comentario

  1. Breve y contagiosa crónica, tan acertada como siempre. Consigues que lea tus crónicas con la música de la que hablas de fondo.

    Responder

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close