Críticas Novedades

HELL IN THE CLUB «Hell Of Fame» (Frontiers Music, 2020)

HELL IN THE CLUB «Hell Of Fame» (Frontiers Music, 2020)

Ganándose el sitio.

Por Carlos Bayón.

 

Desde que hace unos años mi amigo Joserra me recomendara escuchar una banda italiana que sonaba muy bien y que seguro que me iba a gustar, he seguido cada lanzamiento que han editado y aunque no sean de los que suenan habitualmente en mi reproductor sí suele ser un grupo recurrente cuando quiero escuchar canciones pegadizas y con un punto de mala leche y dureza.

Quizá el anterior See You In The Dark Side sea el que me haya pasado más desapercibido pero tampoco por ninguna cosa en particular, simplemente sientes que en ciertos momentos necesitas otro tipo de sonidos y estilos, porque si hay algo de lo que no se han separado en ningún momento es de ese sonido hard rock 80’s a lo Mötley Crüe, Skid Row

No está mal que se tengan unas referencias muy marcadas pero siempre que se haga con gusto y respetando profundamente lo que hacen y sobre todo si lo hacen bien, como es el caso, y las canciones nos hacen pasar un buen rato, como ocurre en éste y en cualquiera de sus anteriores cuatro discos. Creo que no perdemos nada en darles una oportunidad.

Y eso es precisamente lo que nos encontramos a toneladas en este Hell Of Fame. Apenas hay momentos de descanso, las guitarras y los ritmos rápidos con buenos estribillos abundan desde la inicial con comienzo acústico y cierto toque modern “We’ll Never Leave The Castle” hasta el cierre con la magnífica “Lucifer’s Magic”.

Incluso el avance del disco “Nostalgia”, que confunde con esos teclados y una batería high tech muy de banda sonora ochentera, que al principio descolocan pero que en cuanto se ponen en materia las cosas vuelven a su sitio con grandes coros y un buen estribillo, puede que descoloque a sus seguidores más fieles pero una vez pasada la sorpresa nos queda una gran canción.

Después de cinco discos han conseguido pulir algo la rabia de sus primeros trabajos y convertirla en canciones que, aunque no pierden fuerza ni consistencia, están mejor conseguidas y sobre todo: lo que en un principio eran casi homenajes mal disimulados ahora son canciones que, sin que lleguen a perder en ningún momento la referencia de donde vienen, sí las han hecho más suyas y las han convertido en canciones con una personalidad más definida que no olvida el pasado y a sus héroes, pero los convierte en ideas propias.

Puede que hayan querido darle un punto más de dureza y crudeza, saliéndose de su zona de confort con canciones como “Mr Grouch” o “No Room In Hell” que se acercan más a los Skid Row más salvajes y punkarras del Slave To The Grind o los Mötley del Generation Swine, con unas guitarras y coros más salvajes pero sin llegar al sonido alternativo y experimental del disco de reunión de los de Nikki Sixx.

Apenas hay tiempo para el descanso, sólo la balada “Lullaby For An Angel” rompe con los riffs salvajes y que al estar en mitad del disco parece querer decirnos que nos tomemos un descanso para lo que viene después. La canción es una balada más de las chorrocientas mil que se hacían y se hacen por infinidad de artistas del género, así que probablemente encante a todo el mundo. Balada acústica y acompañada de arreglos orquestales que defiende prácticamente la voz desnuda de Dave hasta que entra la batería.

El comienzo acústico y las guitarras a lo Danger Danger de la inicial “We’ll Never Leave The Castle” puede que confundan pero, todo lo contrario, nos encontramos ante un buen tema inicial, con unas melodías algo más pulcras pero con garra con un toque old school con sonidos más modernos y con un estribillo que suena a grupo de fiesta universitaria americana.

Canciones directas como “Worst Case Scenario”, “Joker” con unos arreglos de Hammond como colofón que quedan muy bien o “Last Of A Undying King”, donde clavan el ritmo inicial de “Dr. Feelgood” pero sin perder en la medida de lo posible la personalidad que imprimen en cada una de las canciones.

Mención especial para “Here Today Gone Tomorrow”, que aunque me recuerda una barbaridad al “Live Wire”, con unos coros poderosos y unas guitarras brutales contrastan con los cambios de ritmo. La batería suena machacona pero limpia y ciertos toques vanguardistas le dan un punto muy especial a la canción.

Para cierre “Tokyo Lights” que también viene acompañada por unos teclados muy ochentas y un estribillo algo pop pero resultón y que, si no fuera por las guitarras, en algún momento los coros parecen de boy band, y el maravilloso cierre con “Lucifer’s Magic” que no por estar al final significa que está de relleno. Tras un comienzo pausado las guitarras se desatan pero no llegando a romper sino manteniendo la cadencia de la canción. Con un bajo omnipresente se nos descubre un tema que rompe con lo anterior, suenan duros pero manteniendo una cadencia pop en el estribillo, a hard rock europeo de la nueva ola, quizás donde menos se presenten esas influencias americanas. Un gran tema de cierre.

Tampoco nos engañemos, detrás de esas influencias palpables se esconde un gran trabajo de composición que continúa con la buena senda que ya nos dejaron en sus cuatro anteriores obras, no vamos a encontrar nada que no hayamos escuchado ya, las cartas están claras y van de cara, no se esconden ni mucho menos. Se ve un grupo encantado de la vida y orgulloso de lo que hace con las cosas claras, no hay experimentación ni la necesitan. Si te gustó lo anterior éste te va a encantar.

Tampoco es que vayan a cambiar nada a estas alturas, ni lo necesitan. Tal como está ahora el mundillo del hard rock saben perfectamente dónde está y cuál es su sitio y no quieren ir más allá, simplemente dar rienda suelta a sus instintos, seguir homenajeando de la mejor manera un estilo a veces denostado y mancillado por burdos imitadores y otras veces, como en este caso, continuando una senda demasiado transitada pero en la que de momento han conseguido hacerse un hueco y en la que no perdemos nada si nos arrimamos y la continuamos con ellos.

HELL IN THE CLUB - HELL OF FAME cover
HELL IN THE CLUB:
DAVE: Voz
ANDY: Bajo
PICCO: Guitarra
MARK: Batería

Compartir este post

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close