Crónicas

HAREM SCAREM, Sala Bikini, Barcelona, 27 de octubre de 2017

HAREM SCAREM, Sala Bikini, Barcelona, 27 de octubre de 2017

Demasiado acomodados.

Por Javi Segura Ruiz.

haremscarembcn

Cuando en mayo anunciaron que la gran banda de Ontario se iba a pasar por primera vez por Barcelona tras 27 años de trayectoria musical, mi corazón casi no daba crédito a tal magna noticia; para realzar más aún dicha sensación, me sorprendía que actuaran en la Sala Bikini, pues su aforo de 500 o 600 personas se me antojaba por desgracia excesivo en una ciudad tan grande y cosmopolita pero a la vez tan rematadamente limitada en este estilo de música; las escasas 30 personas que esperábamos cuando abrieron las puertas a las 20 h hacían presagiar que las predicciones que habían pululado por mi mente habían sido incluso demasiado optimistas, pero por suerte cuando pisaron el escenario la cosa había mejorado bastante y rondaríamos los 200 espectadores, por lo que aún podemos estar moderadamente satisfechos.

Antes de ello la banda barcelonesa Giant Rev presentaba su homónimo primer disco publicado a principios del presente año, con un directo bastante más contundente que su sonido de estudio; su rock melódico recuerda inevitablemente a los Bon Jovi de mitad de los 90, además de que el timbre vocal de Pau Sastre ayuda mucho a ello; en total fueron ocho canciones entre las que destacó el cierre con “Little Beast”, tema que sirve precisamente de inicio del disco y en el que confluyen diferentes estilos que van desde Queen hasta las guitarras más progresivas y metaleras que me recuerdan a Ayreon en su último lanzamiento; en total, unos 40 minutos con los que, si se descuidan, tocan más que la banda principal de la noche…

Y es que, si nos quejábamos de que la mayoría de conciertos llegan en el mejor de los casos a los 90 minutos de duración, ¿qué podemos decir de éste que a duras penas alcanzó a los 70? ¿Acaso nos tendremos que acostumbrar también a este tipo de “recortes”? A su ya ajustado set list de 17 canciones con el que comenzaron la gira de “United”, Harem Scarem lo redujo aún más excluyendo otras tres, (“Distant Memory”, “One of Lie’s Mysteries” y “Saviors Never Cry”), dejándolo en un ridículo repertorio de catorce temas que transcurren durante ese vergonzoso e insultante tiempo antes mencionado… Realmente para hacérselo mirar como sigamos con otros bolos por este camino.

Con tan pocas canciones es difícil realizar un set variado si llevas en la mochila una discografía de catorce entregas, pero, si además de presentar, (como es lógico), cinco canciones de su más reciente obra, (eché de menos “Gravity”), se acomodan en su clásico de 1993 que ya tocaron íntegramente en su gira de 25º aniversario, poco más se puede pedir: en concreto y para ser exactos dos temas de su disco homónimo y uno de “Thirteen”.

Es evidente que a nadie le amarga un dulce y disfruté como el que más de “Sentimental Blvd.”, “No Justice”, “Stranger Than Love” y “Change Comes Around”, además de que agradecí con locura que nos regalaran “If There Was a Time” con la que ni pestañeé durante los 45 segundos de ejecución de su mastodóntico solo, pero en mi opinión podrían haber arriesgado más; ¿la fabulosa “Mandy” no podría haber sido sustituida y sorprendernos con “Baby With a Nail Gun” por poner un pequeño ejemplo de tanta previsibilidad?

No obstante, hay que decir que la actitud de la banda fue irreprochable, metiendo en el saco también al siempre discutido Hess, muy comunicativo y sonriente durante todo el “interminable concierto” y haciendo constantes bromas con el público y el resto de la banda.

El sonido dejó bastante que desear, más aún con la buena y merecida reputación que atesora Bikini, pues los solos de Lesperance, (ese genio que hace fácil lo difícil), en muchos momentos eran difícilmente perceptibles, así como los constantes agudos de Hess, (fantástico como siempre); incluso durante “Stranger Than Love” hubo semejantes estruendos a modo de disparos que, llamadme paranoico, se me vino de inmediato a la cabeza la sala Bataclán; los cruces de miradas entre Hess y Lesperance durante esos momentos daban muestras de cierta incertidumbre asustadiza.

Con todos los pros y contras, la primera cita de Harem Scarem con mi ciudad se convirtió en una noche inolvidable que esperemos volver a repetir en años venideros, si puede ser con más ambición y duración, a la vez que con menos acomodamiento y posible autocomplacencia.

SET LIST:
UNITED
HERE TODAY COMES TOMORROW
HARD TO LOVE
STRANGER THAN LOVE
SENTIMENTAL BLVD.
BITE THE BULLET
IF THERE WAS A TIME
SLOWLY SLIPPING AWAY
CHANGE COMES AROUND
MANDY
GARDEN OF EDEN
NO JUSTICE
SINKING SHIP
NO REGRETS

Compartir este post

1 Comentario

  1. Imagen de perfil de Joserra

    Más de lo mismo. No me arrepiento de habérmelo pensado al final y no ir. Que toquen muy bien 70 minutos para esas 200 personas que fueron a verlos me parece muy poco respetable. Y menos por los precios que cobran y con el sonido que gastan, que uno va a verlos más que a escucharlos.
    Pues nada, que sigan.

    Responder

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close