Críticas Novedades

GOTTHARD «#13» (Nuclear Blast, 2020)

GOTTHARD «#13» (Nuclear Blast, 2020)

Pragmatismo frente a utopía.

Por Javi Segura Ruiz.

 

El concepto de pragmatismo no debe ir necesariamente contrapuesto al deseo de poder realizar tus sueños aunque sigas despierto y sin dejar que te mareen las utopías; este último detalle lo deben tener muy en cuenta los seguidores de mente más cerrada de los hard rockeros suizos, pues supongo atribuirán a algo quimérico que los de Lugano vuelvan a realizar un gran álbum desde la trágica desaparición de su carismático líder y vocalista.

Con Nick Maeder tuve un flechazo instantáneo desde los primeros compases de su presentación con “Remember It’s Me”, pues supe al instante que era el recambio idóneo que la situación requería. Firebirth y Bang! fueron dos buenas cartas de presentación con Nick al frente de la banda, recuperando además buena parte de ese sonido más clásico y potente de sus primeros trabajos, pero llegó Silver y el resultado no fue el esperado tal y como argumentamos en Ciudadano Rock en la reseña del mismo.

Tres años después, Gotthard nos presentan su nueva colección musical bajo un extraño y quizás poco acertado título #13, posible augurio de que siguen sin levantar el vuelo de la manera que esperamos de ellos; veamos si ese posible indicio negativo se cumple o no a lo largo de esta cuarta obra con Maeder como vocalista.

La hipocresía humana de esas máscaras que te acompañan en los éxitos transformadas en verdaderos rostros cuando llega la decadencia es el mensaje que nos traslada “Bad News”, el tema de apertura en el que la voz de Maeder anunciando el título y el aplastante riff que le acompaña nos devuelve de sopetón a los Gotthard más contundentes y noventeros; buen y esperanzador inicio.

El ritmo se incrementa con la trepidante y veloz “Every time I Die for You”, aunque esos trillados y repetitivos “ohhh ohhh ohhh ohhh” considero son innecesarios y restan chispa a un tema que, pese a su intensidad, tampoco creo que sea especialmente destacado.

Comercial y con cierta pincelada exótica se nos presentó “Missteria” como primer adelanto y de nuevo con la colaboración de Francis Rossi en la composición; no te dejes engañar por su aparente simpleza, pues es más que probable que te acabe enganchando de pleno como me sucedió a mi; una delicia esos versos que preceden el estribillo y un solo que desprende ese típico sonido Leoni; vacilona, bailable y efectiva; a los más “puristas” seguro que no les convencerá tanto como a mí.

Recuperamos decibelios con los pesados y marcados riffs de “10.000 Faces” y en la que esas estrofas con la voz filtrada de Maeder destilan un aire setentero más que interesante; buen tema de puro hard rock gotthardiano.

Siempre me llama la atención que un grupo rockero versione algún tema pop a su imagen y semejanza, (independientemente del mayor o menor acierto del resultado), pues es una muestra más de lo sorprendentemente versátil que puede llegar a ser la música dependiendo del tratamiento que adquiera según quien la interprete; ¿qué pensarán Abba sobre la gotthardización de S.O.S.? Sabiendo de antemano el track list de #13, repasé varias veces el tema original de los suecos y la verdad es que me costaba adivinar cómo habría quedado, hecho que hizo más curiosa la escucha; la voz de inicio a capella de Maeder le da un aire más dramático hasta que aparecen las guitarras y ese pasaje con aire sinfónico; creo que les ha quedado bien pero, considerando la arriesgada apuesta con un tema que por su estructura, no sería de los más propicios para ser versionado, da la sensación de que va a tener nula transcendencia entre los seguidores del grupo.

Sus influencias Whitesnake quedan bien patentes en “Another Last Time”, con Maeder en plan coverdeliano total; un tema de ritmo pesado, guitarras densas con sonido clásico y estribillo cautivador; esa misma ascendencia vamos a encontrarla en la galopante “Save the Dates”, dos de los mejores cortes de álbum junto a “Better Than Love”, donde su reposado inicio de órgano y ritmo entrecortado deriva rápido a un hard rock melódico, desenfadado y fácilmente accesible.

Guitarra acústica y sensibles arreglos de cuerdas acompañan el protagonismo casi absoluto de Maeder en la reposada (y rápidamente olvidable) “Marry You” para continuar con otro corte de cierto aire bluesy como es “Man On A Mission”, en el que retoman de nuevo ese sonido más clásico de los primeros trabajos de La serpiente Blanca, especialmente en esas líneas de guitarra muy Marsden/Moody; muy buen tema que va ganando intensidad a lo largo de su desarrollo y con un gran solo de Leo Leoni.

No te dejes engañar por el reposado inicio de “No Time To Cry”, pues llegado ese poderoso riff la progresión del tema cambia de modo radical, aumentando incluso el ritmo a mitad de su transcurso y con Maeder realizando una gran interpretación vocal; no cabe duda que es de los temas más destacados y logrados.

“I Can Say I’m Sorry” sería el típico mid tempo de cualquier época de la banda y resulta inevitable imaginarte la garganta de su anterior vocalista, tanto por melodías como por la interpretación de Maeder; aun así, no transmite la emoción que cabría esperar.

Como epílogo nos presentan una canción difícilmente clasificable como es “Rescue Me”, donde en sus casi seis minutos de duración vamos a encontrar desde compases electro acústicos hasta sonidos más tenebrosos muy Black Sabbath en el tramo final de la misma; una pequeña “ida de olla” que difícilmente será muy digerible…

Cierto es que el resultado global del disco supera a su anterior obra, pero buena parte del resumen que en su día expusimos sobre la misma, también se podría aplicar a #13, pues pese a encontrar señales que nos guíen por donde salir de ese agujero negro, resulta complicado escucharlo de una sola tacada sin querer hacer la “vista gorda” a varios de sus temas.

Seguiré despierto y alejado de las utopías, pero mi pragmatismo cada vez más acentuado con Gotthard no impedirá que vea diluida por completo cualquier esperanza de que vuelvan a realizar un disco más equilibrado, con chispa y que les haga salir por completo de la órbita de alguna de esas misteriosas y desconocidas regiones espaciales en las que muy peligrosamente continúan confinados.

gotthard-13-cover
GOTTHARD:
NIC MAEDER: Voz
LEO LEONI: Guitarra
FREDDY SCHERER: Guitarra
MARC LYNN: Bajo

ALEX MOTTA: Batería

Compartir este post

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close