Críticas Novedades

DARE «Sacred Ground» (Legend Records, 2016)

DARE «Sacred Ground» (Legend Records, 2016)

Un estilo perpetuado sin tapujos, para regocijo de la mayoría de sus seguidores.

Por Javi Segura Ruiz.

 

Octavo álbum de estudio, (contando su anterior regrabación), de la banda liderada por Darren Wharton y en el que como principal novedad destacaría la vuelta de Vinny Burns a las seis cuerdas en lugar de Richie Dews tras 25 años desde que “Mr. Viper” pusiera sus guitarras en el infravalorado “Blood from Stone” y tres más desde que hiciera lo propio y por primera vez en el aclamado “Out of the Silence”.

La vuelta del hacha original a la formación ha supuesto que los temas adquieran más fuerza que en anteriores publicaciones, aunque la apasionante explosividad de Vinny quede al servicio de los melancólicos pasajes musicales creados por Wharton; no creo que nadie espere a estas alturas una vuelta al sonido más potente de su fantástico y malogrado segundo álbum, pero tampoco está de más aclararlo desde el principio por si alguien aún pudiera pensar o soñar con tal posibilidad; “Sacred Ground” continúa la línea de los últimos trabajos de los británicos, aunque con menos atmósferas folk o celtas que antaño, pero aun así manteniendo esa línea sosegada a la que las creaciones de Wharton ha habituado a sus fans desde hace varios lustros… quizás demasiados para algunos; ni tan siquiera considero que se pueda definir esta nueva obra como una vuelta al sonido más AOR de su ópera prima de 1989, aunque también es totalmente cierto que se aproxima en las canciones donde el ritmo y las guitarras adquieren más fuerza y protagonismo; podríamos definirla pues como un compendio entre aquel primer trabajo y los grabados desde “Calm Before the Storm” hasta la actualidad.

Los temas transitan por los mismos caminos de siempre, sin encontrar ninguna nueva ruta alternativa en forma de estructuras, melodías o letras que nos puedan sorprender ni que fuera en un pequeño tramo que haga torcer la mirada hacia una nueva panorámica aunque el destino final sea el esperado…

¿Es esto un mal síntoma? Para algunos resultará una fórmula que a estas alturas ya se percibe demasiado manida, lineal o fatigada; para otros, (grupo en el que intuyo que estarán la inmensa mayoría de seguidores de la banda), será una absoluta delicia el hecho de que no se desvíen un ápice de la senda que ha definido plenamente la identidad de su sonido a lo largo de estos años; Dare siempre suena y sonará a Dare; sólo por el cálido, melancólico e inconfundible registro vocal de Mr. Wharton tiene todos los boletos para que así siempre sea; mi criterio hace que me sitúe entre ambos conceptos, pues si bien creo que no estaría de más la búsqueda de nuevos horizontes musicales dentro de su propio sello y alejarse un poco de este aparente acomodamiento, bien es cierto que el resultado final, por muy esperado y nada sorpresivo que sea, deja en su conjunto un agradable y placentero sabor de boca, aunque un buen tirón de orejas tampoco creo que le iría nada mal al señor Wharton.

Y es que el disco atrapa con las reiteradas escuchas; imposible no rendirse a la escalofriante belleza folk de “Until”, donde los pasajes con sonidos celtas, (los únicos en todo el álbum) y las cautivadoras e inmensas guitarras solistas de Vinny ponen la piel de gallina; a mi juicio, el tema más bello de la obra.

“On my Own” desprende alegría y vitalidad, además de que sirve de adelanto a la publicación del disco; el único que denota ese aire más festivo de principio a fin, pues el resto comienzan de modo tranquilo para ir “in crescendo” y convertirse en bonitos y elegantes mid tempos pero considero que demasiado lineales y previsibles como “Like the First Time”, “All Our Brass Was Gold” o “Every Time You Say Goodbye”.

En la inicial “Home” aparecen los ritmos más cercanos al hard aor, al igual que en “I’ll Hear You Pray” y “Days of Summer”, donde las guitarras de Vinny frasean la melodía principal de la canción de manera fascinante, al igual que en la alegre “You Carried Me”.

“Strenght” es otro de los momentos a destacar, con ese delicado piano protagonista que se alterna con las poderosas armonías de Burns que aparecen en las partes más pasionales de la canción… ¡estremecedora!

El epílogo con “Along the Heather” es la tercera de las grandes perlas del disco, con unas sencillas pero adictivas y preciosas melodías que acompañan las geniales guitarras solistas de V…, perdón… ¡de Paris Wharton!, (ya se pegó un fantástico solo en “Circles” del “Arc of the Dawn”).

Algo que sí me ha sorprendido es el sonido de las guitarras de Mr. Burns, pues no es el característico en sus discos con Ten, Three Lions, Bob Catley o incluso los dos primeros de Dare; de hecho me ha costado un poco reconocerlo y adaptarme al mismo; ni mucho menos ha variado considerablemente, pero es evidente que ha utilizado algún tipo de efecto diferente que ha conducido hacia un sonido ligeramente distinto al que nos tiene acostumbrados a sus seguidores; una vez “te haces a él” resulta realmente cautivador y queda perfecto para el decoro que las canciones necesitan.

Todo en “Sacred Ground” está como siempre cuidado al más mínimo detalle con mimo, cariño y terciopelo, tanto en los cálidos sintetizadores y piano de Darren como en las fantásticas guitarras rítmicas y solistas del grandísimo Vinny Burns, (¡jamás decepciona este tío!), así como también la sólida base rítmica de Niggel Clutterbuck al bajo y Kevin Whitehead a la batería.

Vale realmente la pena explorar las tierras sagradas de esta obra si bien puede que no encuentres zonas recónditas donde aventurarte o, quien sabe… ¡tal vez sí! …y es que, una vez sumergido y atrapado en su mundo lleno de magia y melancólica belleza, serán tus propias sensaciones las que te transporten por distintos territorios donde tienen cabida todo cúmulo de grandes momentos que a buen seguro disfrutarás con este nuevo álbum de una de las bandas más apreciadas del panorama melódico europeo.

 

sacredDARE son:
DARREN WHARTON: Voz y Teclados
VINNY BURNS: Guitarra
KEVIN WHITEHEAD: Batería
NIGEL CLUTTERBUCK: Bajo
MARC ROBERTS: Teclados (En Directo)

Compartir este post

2 Comentarios

  1. Buena crítica. Belief es la obra cumbre de este sonido…un disco atemporal de tan bella factura que no importa su estilo. Sacred Ground es un intento de acercarse a esa majestuosidad de Belief y aunque no lo consigue, va ganando enteros con las escuchas y una buena predisposición. Gracias Sr. Wharton y Sr. Burns..

    Responder
  2. Una critica estupenda… sabes como dar expresion a los sentidos…..

    Responder

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close