Críticas Novedades

CHEAP TRICK «Bang Zoom Crazy… Hello» (Big Machine Records)

CHEAP TRICK «Bang Zoom Crazy… Hello» (Big Machine Records)

Los veteranos más jóvenes del mundo.

Por José Ramón González.

 

¿De dónde demonios –o debería decir ‘cielos’, porque lo que hay en Bang Zoom Crazy… Hello es celestial– sacan estos tíos la energía? ¿En qué sagrado manantial ingieren el néctar que les proporciona esa vitalidad juvenil que nos hace creer que todo lo que interpretan suena por primera vez? La frescura, la alegría, la energía y la originalidad de Cheap Trick resultan asombrosas por inhabituales en una banda de su extensa trayectoria. Cuando en los últimos años estamos asistiendo al doloroso y triste espectáculo de la desaparición de los rostros del monte Rushmore de los clásicos del rock y viendo cómo son sustituidos por otros, como si cualquiera fuese válido para ello; cuando presenciamos boquiabiertos en los directos cómo las facultades de antaño de los cantantes desaparecen al mismo ritmo que se sube el volumen de todos los instrumentos para que no los notemos; o cómo los nuevos álbumes son parodias más que repeticiones de lo que esas bandas fueron hace al menos un par de décadas…; frente a eso encontramos bandas como la de Rockford que transmiten en cada nueva publicación el entusiasmo y la ilusión de los que no la han perdido ni se ven obligados a cumplir no sé qué inexplicables expectativas de un público no especialmente exigente.

Ante la escucha de este nuevo disco de Cheap Trick es fácil que a uno le entre un poco de risa cuando se habla del pacto con el diablo de los Rolling Stones; que sí, que es asombrosa la presencia de esos tíos en el escenario, pero en cuanto a publicaciones (dos álbumes en casi veinte años los de Jagger y Richards) no sé si la inspiración o lo que sea les hace mucha compañía. En cambio los últimos cinco discos de Robin Zander, Rick Nielsen, Tom Petersson y ahora Daxx Nielsen, hijo de Rick tan discreto como eficaz, en el mismo período son sobresalientes. Su combinación de pop y rock plagada de infinitas influencias es irresistible, su elegancia en las formas y en el fondo desarmante, su vitalidad contagiosa y sus melodías mágicas. Sí, porque hay algo mágico en Cheap Trick, algo que es auténtico misterio que uno no quiere descubrir, quizás porque no hay nada más maravilloso que asistir a un espectáculo así y creer en la magia; los trucos se cargan el misterio. Ellos tienen el talento para crear melodías que parecen renacer en cada escucha, detalles sutiles que elevan el espíritu y derrotan la ingenuidad, acordes extraños que crean atmósferas nuevas, reproducción de ritmos tradicionales del rock clásico que suenan frescos en sus manos y voces. Y todo ello sin que nadie les haya dicho que son más grandes que otras bandas de su época que han recibido mayores elogios. Quizás también han aprendido a desaparecer.

Julian Raymond repite en la producción y se involucra en un buen número de las composiciones junto a Cheap Trick; otro colaborador, como curiosidad, es Greg Giuffria en la canción que abre el disco “Heart on the line”. Y me parece relevante la labor en los teclados –como en “When I wake up tomorrow”, por ejemplo, en la que Robin Zander recuerda a David Bowie– de Tim Lauer, Zac Rae y Bennett Salvay.

Sobre el contenido concreto de Bang Zoom Crazy… Hello sólo se puede decir que es excelente, exuberante en la ejecución de bajo, guitarra y voces. Desde la contagiosa “Heart on the line” que abre el disco, con esos coros en el estribillo y la primera muestra del estupor que produce la inigualable voz de Robin Zander, hasta la glam al más puro estilo T. Rex de “All strung out” que lo cierra. Todas son imprescindibles, las maravillosas “No direction home” y “Sing my blues away”, la también muy glam fiestera “Blood red lips”, la inolvidable “The sun never sets” o los ritmos de “Do you believe me?” o “Long time no see ya” junto a la versión de “The in crowd”. Sumémosles los dos bonus tracks de la edición japonesa, “Arabesque” en la que Zander hace una divertida interpretación y “I’d give it up”, del mismo nivel y tenemos una obra deslumbrante.

Si el pacto que hicieron los Stones fue con el diablo, Cheap Trick también lo hicieron, pero a lo divino.

 

cheaptrickcvr
CHEAP TRICK
son:
ROBIN ZANDER: Cantante y coros
RICK NIELSEN: Guitarras y coros
TOM PETERSSON: Bajo y coros
DAXX NIELSEN: Batería y coros

Compartir este post

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close