Transparencias

BABY DRIVER (Edgard Wright, 2017)

BABY DRIVER (Edgard Wright, 2017)

Conducción musical.

Por JQMDL.

 

Edgar Wright ha vuelto. El director británico establece su primera película en EEUU con ganas de comerse el mundo. Uno de los herederos de la “generación del videoclub”, Wright se dio a conocer con la trilogía Tres Sabores del Cornetto –efectivamente, helados– y Scott Pilgrim contra el mundo (2010) aunque también trabajó con Spielberg en el guión de Tintín: el secreto del Unicornio (2011). Siempre con un ritmo imparable e implacable, mezclando cualquier género del que haya mamado, sea un western moderno en la Inglaterra rural o la adaptación de un cómic dentro de un mundo de videojuegos. Para preparar el plato al gusto del autor nunca falta en la receta su ingrediente principal: la comedia. Siguiendo la tradición británica del humor disparatado, los gags y el carácter muy british, Wright ha creado su propia línea de comedia visual. Las risas llegan entre las situaciones surrealistas y absurdas de forma similar a los Monty Python.

En Baby Driver mezcla una vez más el humor en una historia de atracos y romance. Gran parte apoyado por el carisma y los galones de los actores veteranos (Kevin Spacey, Jamie Foxx y Jon Hamm), esos a los que no les cuesta demasiado llenar la pantalla con su presencia, sin llegar a eclipsar a los jóvenes Ansel Elgort y Lily James, que se manejan sin complejos en la escalada de tensión del filme, siempre con química natural. Pero falta la música.

El director eligió canciones poco conocidas en su mayoría, muy alejadas de las luces de la fama de los sencillos. Están Simon & Garfunkel (con una canción que da título a la película), Blur, Queen, Jonathan Richman, Bob & Earl, The Damned, y así hasta 30; una de las bandas sonoras más extensas del cine reciente. El uso que se le da es clave. No es “un personaje más” como en Guardianes de la Galaxia, las canciones no intentan establecer un mismo ambiente a lo largo de la película. En todo caso se acercaría más a la trilogía musical de John Carney, una forma en paralelo de contar la historia. En el caso de esta cinta, se seleccionan las piezas que mejor se adecuan a las escenas para hacer fluir una historia única en dos cauces que circulan complementándose. Uno es una brillante comedia de acción y el otro es un arroyo con coloridas pistas de diferentes géneros y épocas. A partir de ahí vemos el frenético desarrollo de los atracos, las persecuciones y cafés entre medias, y por supuesto las canciones. Todo a mucha velocidad; por otra parte es aquí donde cojea algo la película. Puede resultar difícil mantener el ritmo acelerado, aun así el entretenimiento durante el corto viaje está asegurado. A 100 millas por hora y con la música a todo volumen.

 

BabyDriverposterIntérpretes:
Ansel Elgort
Lily James
Jamie Foxx
Jon Hamm
Kevin Spacey
Guión:
Edgar Wright
Música:
Steven Price
Fotografía:
Bill Pope

Compartir este post

1 Comentario

  1. Imagen de perfil de Joserra

    Tiene buena pinta. Sus anteriores películas son todas muy entretenidas, aunque “Bienvenidos al fin del mundo” me gustó algo menos. El director de “Zombies party” no creo que falle.

    Gracias por la reseña, Javi.

    Responder

Dejar una respuesta

Tu corréo electrónico no será publicado.Campos obligatorios marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Lost Password

Register

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close